Marc Trayter i Vilagran, Abogado por vocación desde 2003 Girona 619 475 337 marc@advocatgirona.cat
Què és Un Divorci Contenciós?

¿Qué es un divorcio contencioso?

Hablamos de Divorcio contencioso por contraposición a un Divorcio de Común acuerdo. En el Divorcio contencioso no existe consenso en los términos de la ruptura conyugal o de la separación, mientras que en el Divorcio de común acuerdo las partes han sido capaces de plasmar en un convenio regulador todas las medidas necesarias para regular la crisis familiar.

El Divorcio contencioso se inicia con una demanda contra el otro cónyuge, la cual dará pie a un procedimiento más largo y costoso que el de común acuerdo, de todos modos en cualquier momento puede reconducirse un procedimiento contencioso en uno de común acuerdo. A menudo se inician procedimientos de forma contenciosa que finalizan de forma consensuada.

Puesto que el procedimiento contencioso puede darse en momentos difíciles o de vulnerabilidad de uno de los cónyuges y el procedimiento puede ser largo, habrá que valorar con un abogado la posibilidad de la interposición de medidas provisionales.

Para iniciar un procedimiento contencioso tan sólo es necesario la voluntad de uno de los cónyuges de divorciarse y haber transcurrido más de tres meses desde la celebración del matrimonio. Es decir, nadie puede obligar a su pareja a mantener el matrimonio hasta que exista un acuerdo o hasta que el divorcio sea aceptado por los dos. Es fácil detectar en los profesionales que intervenimos en el derecho de familia una tendencia a la mediación, al diálogo o al logro de acuerdos para resolver las crisis familiares. Sin embargo, en algunos casos hay que diferenciar con claridad cuando las partes están resolviendo por sí solas su conflicto o cuando una parte se está imponiendo a la otra tras una posición de dominio, forzando a aceptar acuerdos perjudiciales o negando que se produzca la separación para acabar manteniendo una convivencia no deseada o nociva. Con el debido asesoramiento y confianza, será necesario conocer bien el asunto y encontrar en cada caso la respuesta jurídica más adecuada, analizando cuál es la situación de cada uno. Los motivos que llevan a un procedimiento contencioso son múltiples y variados ya que tanto puede tratarse de una cuestión estrictamente económica, un desacuerdo en el cuidado de los hijos o por el final de una convivencia muy desgastada. Como puede deducirse, es altamente aconsejable el asesoramiento personalizado.

Foto de Celeb-Flickr vía Flickr

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies