Marc Trayter i Vilagran, Abogado por vocación desde 2003 Girona 619 475 337 marc@advocatgirona.cat
Divorci Davant Notari
Foto de Sebastien Wiertz via Flickr (CC BY 2.0)

Divorcio ante notario

En los últimos años ha tenido bastante aceptación el divorcio notarial o ante notario, el cual destaca por más ser mucho más rápido. También es más económico sino hay propiedades en común, o bien si existiendo propiedades en común se acuerda su venta.

La Disposición final primera de la Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria, modificando algunos artículos del Código Civil español, establece la posibilidad de que en algunos casos divorcios o separaciones puedan tramitarse tanto en un juzgado como en una notaría.

Para que un divorcio o separación pueda celebrarse mediante una escritura ante notario deben reunirse tres requisitos esenciales:

1.- El divorcio o separación debe ser de mutuo acuerdo, tramitándose la escritura conjuntamente con los dos cónyuges y la asistencia de un abogado.

2.- No pueden haber involucrados hijos menores o incapacitados judicialmente.

3.- Se tramitarán como mínimo después de tres meses de haberse celebrado el matrimonio y ante el notario del último domicilio del matrimonio o del domicilio habitual de alguno de los dos cónyuges.

La asistencia del abogado sigue siendo preceptiva, ya que deberá redactar un Convenio Regulador de Divorcio que recoja los pactos que rigen la separación o divorcio. Como puede observarse, al ser divorcios en los que no se han de tomar medidas que afecten a menores, estos acuerdos quedaran dentro de la esfera patrimonial y en regular o renunciar a los efectos económicos que se desprenden del divorcio.

La escritura de divorcio tendrá los mismos efectos que una sentencia judicial fruto de un Convenio regulador de divorcio. Será el título válido para inscribir el divorcio en el Registro Civil y será susceptible de modificación en los mismos términos que una sentencia mediante un procedimiento de modificación de medidas.

Las diferencias en optar entre notaría o juzgado para los interesados ​​parecen limitarse a dos aspectos: al tiempo y al coste. La tramitación en la notaría se prevé más ágil y rápida, ahorrando tiempo. En relación al coste, ante notario no es preceptiva la asistencia de un procurador pero hay que abonar los aranceles de la notaría. En todo caso, la motivación de la ley es desjudicializar y descolapsar los juzgados de nuevas demandas, siendo esta la razón que ha llevado al nacimiento de esta reforma legal.

El divorcio notarial se perfila como el instrumento que será habitual para los divorcios más sencillos, donde alcanzar acuerdos a menudo se limita a la mera voluntad compartida de divorciarse.

Autor del artículo Marc Trayter Vilagran, abogado.

Blog Abogado Girona

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies